Jugando con Burbujas Caseras

Foto de las Burbujas Caseras

Quién no recuerda haberse divertido jugando de niño con burbujas! Las burbujas resultan entretenidas para los grandes y para los niños.

Les doy una receta casera que funciona bastante bien.

Ingredientes:

– 1 taza de agua

– 2 cucharadas de miel de maíz

– 4 cucharadas de detergente para platos líquido

Juntar los tres ingredientes, agitarlos y listo: …a soplar !

Tips:

– Las mejores burbujas se hacen con agua pura y limpia, de preferencia utilizar agua embotellada o destilada que  contiene menos cloro que el agua de caño. El secreto esta en el agua. Si el agua es muy dura, la burbuja será muy fragil y se romperá.

– Son favorables los dias soleados. Resultará además atractivo observar el tornasoleado que  produce los efectos de los rayos del sol sobre las burbujas.

– Tambien es posible reemplazar las 2 cucharadas de miel de maíz por 1 cucharada de colapíz en polvo disuelto en 2 cucharadas de agua tibia. El colapíz hará que las burbujas duren más tiempo.

Jugando con Espuma de Afeitar

Comparto esta actividad que es muy divertida y relajante para los niños.

Para realizarla se necesitará: crema de afeitar, un mandil, agua tibia y sponja para limpiar una vez finalizada la actividad.

Poner un buen poco de espuma sobre la mesa o mano del niño. Conversar acerca de como se ve, como se siente y a que huele. Preguntar si conocen alguna textura similar como: el merengue de las tortas de cumpleaños o  crema chantilly. Realizar la aclaración que esta no se come.

A continuación, dejar que los niños jueguen libremente con la espuma experimentando los efectos que produce. Pueden utilizar uno o todos los dedos, hasta las uñas para hacer diseños.

Esta actividad favorece a que los niños desarrollen su motricidad motora fina, desarrollen sus sentidos: vista, olfato y tacto, estimula la creatividad y permite que el niño desarrolle su lenguaje y exprese sus sentimientos, emociones e ideas a través del arte.