Jugando con Espuma de Afeitar

Comparto esta actividad que es muy divertida y relajante para los niños.

Para realizarla se necesitará: crema de afeitar, un mandil, agua tibia y sponja para limpiar una vez finalizada la actividad.

Poner un buen poco de espuma sobre la mesa o mano del niño. Conversar acerca de como se ve, como se siente y a que huele. Preguntar si conocen alguna textura similar como: el merengue de las tortas de cumpleaños o  crema chantilly. Realizar la aclaración que esta no se come.

A continuación, dejar que los niños jueguen libremente con la espuma experimentando los efectos que produce. Pueden utilizar uno o todos los dedos, hasta las uñas para hacer diseños.

Esta actividad favorece a que los niños desarrollen su motricidad motora fina, desarrollen sus sentidos: vista, olfato y tacto, estimula la creatividad y permite que el niño desarrolle su lenguaje y exprese sus sentimientos, emociones e ideas a través del arte.